diumenge, 17 de gener de 2016

Elogio de la vida


Durante un brevísimo instante
     si es que los hay de otros tipos
te sentiste inmortal
Fue solo un instante
      brevísimo
pero más que suficiente
Por fortuna ese instante pasó
      como tantos otros
y el fin vuelve ahora a justificar tus miedos
y sus medios.